Terapia

La terapia psicológica con Luis es un proceso personalizado y creativo para ayudarte a transformar los problemas y crear nuevas soluciones.

Si sientes ansiedad, bloqueo, dependencia, si sientes una tristeza continua o necesitas superar un duelo la terapia breve y humanista con Luis te puede ayudar no solo a superarlo sino a desarrollar una buena vida para tí, a conocerte y a ser tú “mejor amig@“.

Quizá sientes que no estás viviendo como tú quieres, o te sientas atrapada en una situación que se repite, o has perdido la ilusión de hacer lo que te gusta, o te ves en relaciones que no quieres o te escuchas hablando con una ansiedad que no te permite avanzar. Estás y muchas otras experiencias son buenas razones para plantearte apoyarte en ayuda profesional para transformar esos y otro problemas en soluciones.


A diferencia de otras terapias, con Luis no son necesarias una gran cantidad de sesiones sino que vamos conjuntamente viendo las que te hagan falta. Generalmente antes de tener 10 sesiones las personas que trabajan en terapia con Luis ya han comenzado a crear buenas soluciones a problemas que parecían irresolubles o que llevaban muchos años experimentándose.

Luis de San Simón: “Lo que valoro, lo que he encontrado que realmente ayuda en terapia es que haya un acompañamiento y una escucha reales, profunda y completa atendiendo tanto a tu problema como a tus habilidades, recursos, y soluciones previas. Una escucha basada en la confianza, para que, en lugar de darte respuestas generales o ya hechas, tú puedas crear tus propias soluciones.”

Entre los diversos procesos que utiliza Luis en terapia, en muchas ocasiones hacemos meditación en la sesión, ayudando a disfrutar mientras haces tus cambios, a profundizar en lo nuevo que vas desarrollando en la terapia y permitiendo que no sean necesarias tantas sesiones como en otras maneras de trabajar. En la sesión con Luis, la meditación te la facilita para que no sea algo complicado sino algo natural, un momento de trabajo interno e íntimo para tí. Mucha gente que no había meditado antes, al ser acompañadas de esta manera meditan desde la primera sesión como si fuesen expertos. De hecho no hace falta saber nada de meditación para gozar de sus beneficios en la sesión al facilitártela Luis.

“Lo que más veo entre las personas que acuden a pedirme ayuda es que tras la primera sesión, ya, por ell@s mismos en el tiempo entre sesiones van haciendo cambios significativos para al finalizar la terapia encontrar que se han reconciliado con sigo mismos, expresan mejor sus necesidades y mejoran sus relaciones con los demás, poniendo límites a quienes necesitan ponérselos y estrechando relaciones beneficiosas para ellos. Recuperan su vitalidad, practican nuevos hobbies o vuelven a los que dejaron de practicar y que les gustaban cuando los practicaban y se encaminan a los proyectos que son importantes para ell@s, profesional o personalmente.”

Obviamente la vida con sus regalos, también trae sus dificultades y la terapia no es un lugar para que la vida deje de ser vida, sino al revés, para recuperar tu habilidad de vivirla, afrontar los problemas que trae y recibir todo lo bueno que nos ofrece. “Cuando nos abrimos a recibir, descubrimos que la vida está llena de regalos a cada instante”.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close